Qué es una octavilla en #Publicidad (y algunos consejos)

Una octavilla, en lo que a publicidad impresa se refiere, es un folleto publicitario cuyas medidas se asocian al folleto de formato Din A6, que se genera al doblar una hoja de papel A4 en ocho partes.

Por David Guiu, CEO del Diario de Noticias SOCIALetic.com y Director de OPEN-buzoneo.com

Por tanto, la octavilla o folleto de formato A6 tiene unas dimensiones de 10,5 cm por 14,8 cm, medidas que se invierten si el diseño e impresión final quedan en formato horizontal.

La octavilla  publicitaria se puede utilizar para controlar el espacio, márgenes y la composición tanto tipográfica como compositiva de un impreso, haciendo que sea más atractiva y fácil de leer. En las imprentas se conoce el formato por sus medidas que suelen tener una medida de 11 x 16 centímetros, que corresponde al doblado desde una base inicial de una cuartilla, aunque muchas imprentas no trabajan con este formato por lo que el uso del término octavilla se ha estandarizado también al formato anteriormente indicado de 10,5 cm x  14,8 cm.

Es el tamaño típico de utilización de los impresos publicitarios como los flyers y los pequeños folletos que se usan para realizar publicidad en buzoneo, por lo que si necesitas crear un documento con la información más destacada de tu empresa, quieres que el folleto se conserve (pues se puede conservar sin doblar nuevamente en la mayoría de carteras y billeteros), es importante que recurras a este tipo de elección como una de las mejores opciones; además de las más económicas.

ejemplos de folletos de publicidad tipo octavilla

Ejemplos de folletos publicitarios tipo octavilla – Vertical sin sangrado (izquierda), Horizontal con sangrado (derecha)

Personalmente recomiendo el uso de este formato de folleto publicitario para flyers de discoteca, bares y restaurantes, folletos que incluyan una oferta que puede disfrutarse en un espacio limitado de tiempo y como complemento a un reparto de muestras de producto, también conocidas como acciones de sampling.

Además recomiendo especialmente para la impresión de una octavilla lo siguiente:

  • Siempre un acabado 4+4 (color por ambas caras), ya que los costes de impresión de una y dos caras son prácticamente los mismos y el efecto publicitario es claramente mejor a dos caras y utilizando colores (salvo que la creatividad requiera exactamente lo contrario).
  • Gramaje de 135 gramos por metro cuadrado. Es importantísimo que no sea menos gramaje, puesto que el folleto se degradaría más rápidamente y, como les decía anteriormente, recomiendo muchísimo este formato que, por dimensiones, es ideal para conservarse y utilizarse posteriormente (por ej. una entrada gratuita de un evento/show/discoteca, un 2×1 en productos de alimentación y otros, un vale descuento descambiable, un cupón regalo, etc.).
  • Brillo y utilización de imágenes de alta calidad con presentación dirigida a imprenta en formato color CMYK y 300 dpi de resolución (que nos generará un archivo de formato 1758 px x 1255 px), que podemos fácilmente adaptar con Photoshop, Illustrator, InDesign y otros programas de diseño avanzado.

La octavilla es un  formato de folleto publicitario ideal para muchos tipos de publicidad, y que permite obtener una difusión excelente, siempre que recurras a una campaña de reparto profesional y bien trazada estratégicamente. No obstante, y tras haber diseñado “varios cientos” de folletos de publicitarios,  hay ofertas publicitarias en las que se requiere de formatos superiores, como el DIN A5 o A4 doblado en díptico o tríptico, ya que requieren de explicaciones que son difíciles de aglutinar en las dimensiones de una octavilla publicitaria. Para un encarte en prensa, revistas o periódicos, no recomiendo este formato y me decantaría por una creatividad en A5 o A4; y no en A6 como el comentado en este artículo de opinión.

Enter your keyword